La WLTP, la norma que sustituyó al tan polémico NEDC (New European Driving Cycle) lleva en vigor desde el pasado mes de septiembre, y ya está dando sus frutos en lo que a cambios de datos se refiere. Ya se está notando la diferencia.

La WLTP (Worldwide Harmonized Light Vehicles Test Procedure) o Procedimiento mundial armonizado de testeo de vehículos ligeros, mide de una forma mucho más rigurosa que su predecesora las emisiones y el consumo de un coche, entre otras cosas.

Y aunque a priori es una norma que afecta en mayor medida a los vehículos tradicionales de combustión, la realidad es que también tiene mucho que aportar a los híbridos y eléctricos. ¿Nos acompañas para ver cómo les ha afectado?

¿En qué consiste el ciclo WLTP?

Pero antes de ver cómo ha repercutido, profundicemos un pelín más en el WLTPBajamediaalta y muy alta: así divide este ciclo las velocidades del coche. Cada una de ellas con distintos puntos a tener en cuenta, como son la aceleraciónel frenado y las paradas.

Con el ciclo WLTP se ha conseguido que las pruebas que se llevan a cabo para las homologaciones sean más largas, más fiables, en las que se recorre una distancia más amplia. Además, el modo de conducción es muchísimo más real, al menos mucho más que el tan poco creíble NEDC.

Así, los modelos gasolina y diésel muestran sus emisiones y su consumo de una forma más tangible, más cercana a lo que posteriormente sucede cuando “ruedan” por la carretera. Una información más clara y certera, algo que todos agradecemos.

Pero los coches eléctricos también tienen mucho que decir a este respecto.

¿Cómo ha afectado el ciclo WLTP a la autonomía de los coches eléctricos?

Los coches eléctricos más vendidos del mercado ya han comenzado a notar cómo este nuevo ciclo WLTP afecta a su autonomía con respecto al anterior. Vamos a ver uno por uno, cómo ha cambiado.

Comenzando por el más vendido en nuestro país: el Renault ZOE. Tal y como señalan en Corriente Eléctrica, el WLTP implica probar los vehículos en condiciones mucho más severas. En el test de rodillos tienen más fases, los vehículos pasan por velocidades más altas, mayores aceleraciones y una prueba que inicia a 14 grados. Aún así, la autonomía en condiciones reales del Renault ZOE no cambia y se mantiene en 300 kilómetros según las primeras estimaciones.

Otro de los coches más vendidos durante 2017 en nuestro país es el Nissan LEAF. Y el nuevo modelo, bajo el anterior ciclo lograba nada menos que 378 kilómetros. Ahora, está entre los 270 y 285 km en el WLTP.

Desgranamos el cambio de autonomía en el resto de vehículos más vendidos de nuestro país: