sábado 20 abril 2024
Phoenix Mediossábado 20 abril, 2024
20240409113821030-0-2169611-1280x853.jpg

Cuando en 2019 salió a la venta una edición ilustrada de The Handmaid’s Tale, de Margaret Atwood, los educadores de Clayton (Missouri) necesitaron poco debate antes de decidir mantener ejemplares en las bibliotecas de los institutos. El libro está ampliamente considerado como una obra clásica de la literatura distópica sobre la opresión de las mujeres, y una novela gráfica ayudaría a llegar a los adolescentes que luchan solo con palabras. Pero después de que los legisladores del estado aprobaron, en 2022, una ley que somete a los bibliotecarios a multas y posibles penas de prisión por permitir materiales “sexualmente explícitos”, el distrito suburbano de Saint Louis reconsideró el libro de Atwood y lo retiró.

“Hay una representación de una escena de violación, una sierva siendo forzada a un acto sexual”, dice Tom Bober, coordinador de la biblioteca del distrito de Clayton y presidente de la Asociación de Bibliotecarios Escolares de Missouri. “Es literalmente un panel de la novela gráfica, pero nos pareció que infringía la ley del estado”.

Margaret Atwood, autora del censurado “The Handmaid’s Tale”

En todo el país, las impugnaciones y prohibiciones de libros han alcanzado los niveles más altos de las últimas décadas. Las bibliotecas públicas y escolares se han visto inundadas de quejas de miembros de la comunidad y de organizaciones conservadoras como Moms for Liberty. Cada vez más, los legisladores se plantean nuevos castigos –demandas paralizantes, multas elevadas e incluso penas de prisión– por distribuir libros que algunos consideran inapropiados.

La tendencia se produce mientras las autoridades tratan de definir términos como “obsceno” y “nocivo”. Muchos de los conflictos tienen que ver con materiales de temática racial y/o LGBTQ+, como la novela de Toni Morrison The Bluest Eye y las memorias de Maia Kobabe, Gender Queer. Y aunque ningún bibliotecario o educador ha sido encarcelado, la sola amenaza ha dado lugar a una mayor autocensura.

Ya este año, legisladores de más de 15 estados han presentado proyectos de ley para imponer duras sanciones a bibliotecas o bibliotecarios.

“Tuvimos muchas conversaciones sobre cómo interpretar la ley y no infringirla, pero tampoco queríamos extralimitarnos y censurar”

Utah promulgó en marzo una ley que faculta al fiscal general del estado para aplicar un nuevo sistema de impugnación y retirada de libros “delicados” de los centros escolares. La ley también crea un panel para supervisar el cumplimiento y las infracciones. A la espera de la firma del gobernador de Idaho, Brad Little, hay un proyecto de ley que faculta a los fiscales locales para presentar cargos contra las bibliotecas públicas y escolares si no alejan los materiales “nocivos” de los niños.

“Las leyes están diseñadas para limitar o eliminar las protecciones legales que las bibliotecas han tenido durante décadas”, afirma Deborah Caldwell-Stone, directora de la Oficina para la Libertad Intelectual de la Asociación Americana de Bibliotecas. Desde principios de la década de 1960, instituciones como escuelas, bibliotecas y museos –así como educadores, bibliotecarios y otros empleados que distribuyen materiales a los niños– han estado en gran medida exentas de costosas demandas o posibles cargos penales.

Estas protecciones empezaron a aparecer en los estados cuando Estados Unidos se debatía entre las normas relativas a la obscenidad, definida por el Tribunal Supremo en 1973.

Uno de los títulos cuestionados de la premiada escritora afroamericana Toni Morrison

En la sentencia Miller contra California (5-4), los jueces afirmaron que los materiales obscenos no están protegidos automáticamente por la Primera Enmienda, y ofrecieron tres criterios que deben cumplirse para ser calificado de obsceno: si la obra, en su conjunto, apela al “interés lascivo”, si “la obra representa o describe, de manera manifiestamente ofensiva, una conducta sexual específicamente definida por la ley estatal aplicable”, y si la obra carece de “valor literario, artístico, político o científico serio”. Con el tiempo, casi todos los estados adoptaron protecciones para educadores, bibliotecarios y responsables de museos, entre otros, que proporcionan información a menores.

“Hasta hace poco, la policía y los fiscales no podían presentar cargos contra las bibliotecas públicas por materiales que incomodaran a determinadas personas. Estas exenciones han evitado procesamientos espurios de profesores por programas de salud y sexualidad, arte, teatro y temas difíciles en las clases de inglés”, afirma un informe de 2023 de EveryLibrary, un comité nacional de acción política que se opone a la censura.

El año pasado, Arkansas e Indiana atacaron a educadores y bibliotecarios con leyes de criminalización. Tennessee penalizó a las editoriales que proporcionan materiales “obscenos” a las escuelas públicas. Algunos republicanos buscan penas y restricciones que se apliquen en todo el país. Refiriéndose a la “pornografía” en el prólogo del Proyecto 2025, el anteproyecto de la Fundación Heritage para un posible segundo gobierno de Donald Trump, el presidente del grupo derechista, Kevin Roberts, escribió que las “personas que la producen y distribuyen deberían ser encarceladas”. Y que “los educadores y bibliotecarios públicos que la suministran deberían ser clasificados como delincuentes sexuales registrados”.

El ex presidente y candidato del Partido Republicano, Donald Trump

Los legisladores de Indiana eliminaron los “fines educativos” como defensa para los bibliotecarios y educadores escolares acusados de entregar a menores material “obsceno” o “nocivo”, delitos punibles con hasta 2 años y medio de cárcel y 10.000 dólares de multa. La ley también exige catálogos públicos de lo que hay en cada biblioteca escolar y sistemas para responder a las quejas. La ley entró en vigor el 1 de enero. Es probable que sea cuestión de cuándo se interponga una demanda, no de si se interpondrá.

“Está metiendo miedo a algunas personas. Da mucho miedo”, afirma Diane Rogers, bibliotecaria escolar y presidenta de la Federación de Bibliotecas de Indiana. “Si eres un profesor con licencia, el mero hecho de ser acusado de un delito grave puede acabar con tu licencia, incluso si eres declarado inocente. Es algo muy serio”. Rogers dijo que confía en que las bibliotecas escolares de Indiana no ofrezcan materiales obscenos, pero ha visto informes de que algunos distritos han trasladado ciertos títulos a grupos de mayor edad o han requerido la aprobación de los padres para sacarlos.

Una lista de PEN America muestra que 300 títulos fueron retirados de las bibliotecas escolares de 11 distritos de Missouri después de que los legisladores prohibieran en 2022 el material “sexualmente explícito”, castigado con hasta un año de cárcel o una multa de 2.000 dólares. La Unión Americana de Libertades Civiles de Missouri y grupos de bibliotecas desafiaron la ley el año pasado, pero sigue en vigor a la espera de una moción para que el estado intervenga.

Gender Queer es otro título que ya no está disponible para los alumnos de secundaria en Clayton, donde los responsables del distrito han centrado recientemente su atención en la novela gráfica de Mike Curato, Flamer, sobre un adolescente que lucha con su identidad sexual y cómo encajar en el campamento de Boy Scouts. La American Library Association incluyó Flamer en su lista de los libros más cuestionados y/o prohibidos de 2023.

“Tuvimos muchas conversaciones sobre cómo interpretar la ley y no infringirla”, dijo Bober. “Pero tampoco queríamos extralimitarnos y censurar en exceso nuestras colecciones. Con Flamer, no sentimos que estuviéramos infringiendo la ley”.

Fuente: AP

 


Phoenix Mediossábado 20 abril, 2024
rapsodia_en_agosto.jpg.webp

El emblemático Festival de Cannes, que dará inicio el próximo 14 de mayo, ha elegido este año un cartel que rinde homenaje a la obra del aclamado director japonés Akira Kurosawa. La imagen seleccionada proviene de Rapsodia en agosto, un largometraje que captura con profundidad los estragos y las cicatrices dejadas por el bombardeo nuclear de Nagasaki en 1945. Esta elección no sólo honra la estética y el legado de Kurosawa sino que también subraya el poder del cine para “dar una voz a todos” y actuar como un vehículo de memoria y resistencia frente a la adversidad

La escena que ilustra el cartel muestra a cinco miembros de una familia, de espaldas, inmersos en la contemplación de un paisaje natural iluminado por la luna, en una representación que, según señala la organización del festival, captura “toda la belleza poética, la magia hipnótica y la aparente simplicidad” del cine. Este detalle, según expresó el festival, busca celebrar cómo el cine puede enfatizar “nuestra humanidad y nuestra libertad”, a través de historias que invitan a la reflexión y al encuentro.

“Rapsodia en agosto”, de Akira Kurosawa, fue proyectado en Cannes en 1991

Rapsodia en agosto, una obra que fue presentada en Cannes fuera de competencia en 1991, narra la historia de una abuela japonesa que, habiendo sobrevivido al bombardeo de Nagasaki, comparte con sus nietos y su yerno estadounidense sus convicciones sobre el amor y la integridad como baluartes contra la guerra. Este filme, uno de los últimos dirigidos por Kurosawa a la edad de 81 años, emerge no solo como una narrativa sobre el impacto del conflicto sino también como un testimonio de resiliencia y esperanza.


Phoenix Mediossábado 20 abril, 2024
leo-cifelli-jpg..webp

La Secretaría de Cultura anunció el inicio de una serie de reuniones con representantes del ámbito editorial y literario, “para tomar en cuenta varias de las preocupaciones del sector” según expresó en una comunicación oficial. El primer encuentro se realizó el pasado miércoles 17 de abril y según expresaron fuentes del organismo estatal, se trataron temas “críticos” como la derogación de la Ley 25.542, el costo del papel, y la regulación de la Ley de Tintas, entre otros.

El subsecretario de Promoción Cultural y Artística Federico Brunetti conversó con Carlos Arias, gerente general de la Cámara Argentina de Publicaciones; Juan Manuel Pampín, presidente de la Cámara Argentina del Libro; Gastón Levin (Fondo de Cultura Económica); Ana Mosqueda (Ampersand); Joaquín Ramos (representante para América Latina del Grupo Editorial Akal); Andrés Beláustegui (Compañía Naviera Ilimitada); y Leandro Donozo (Gourmet Musical).

El encuentro buscó establecer comunicación directa de la secretaría de Cultura con editores y cámaras empresariales del sector

Uno de los temas centrales de este primer encuentro fue la Ley 25.542, cuya derogación estuvo incluida en la llamada “Ley Ómnibus” que envió el Poder Ejecutivo al Congreso a fines de diciembre de 2023 y que fue retirada en enero de 2024. Esta normativa establece un precio uniforme de venta al público (PVP) de los libros, también conocida como “Ley de Defensa de la Actividad Librera” porque busca proteger a pequeñas y medianas librerías frente a grandes actores del mercado como cadenas o supermercados.

Según la Secretaría de Cultura, esta ley y “la problemática del precio del papel” son “temas cruciales que afectan a pequeñas editoriales y librerías, poniendo en riesgo la diversidad del libro”. Estos puntos fueron centralmente discutidos en la reunión. También se abordó la necesidad de impulsar la exportación y federalización de la industria, junto con la regulación sobre los libros de texto escolar y las leyes relacionadas con la producción de libros. “El elevado costo del papel, exacerbado por acusaciones de monopolización del mercado y la sugerencia de permitir la importación libre de este insumo esencial, ejerce una presión adicional sobre los ya ajustados márgenes de ganancia del sector”, reza el comunicado.

Leonardo Cifelli, secretario de Cultura de la Nación
En el final del comunicado se citan palabras del secretario de Cultura de la NaciónLeonardo Cifelli expresó. “Desde que asumimos la gestión al frente de la Secretaría de Cultura tuvimos claro que el fortalecimiento del sector del libro y la industria editorial argentina es un desafío central. No solo por lo que implica en la dimensión simbólica y de valorización de la cultura, sino también porque el desarrollo del sector tiene un impacto indudable y fundamental en el desarrollo material de nuestro país. Por todo esto considero que es de los más auspiciosa esta mesa de trabajo conjunta que iniciamos”.(I).

 


Phoenix Mediossábado 20 abril, 2024
visitantes-miran-las-esculturas-del-artista-jeffrey-gibson-el-pabellon-estadounidense-la-60-bienal-artes-venecia-italia-el-martes-16-abril-2024.jpg.webp

Jeffrey Gibson se ha hecho cargo del pabellón de Estados Unidos en la Bienal de Venecia de arte contemporáneo, con una celebración del color, el diseño y la artesanía que se hace evidente nada más acercarse a la fachada de color rojo brillante, decorada por un colorido choque de geometría y un primer plano dominado por un alboroto de gigantescos podios rojos.

Gibson, choctaw de Mississippi con ascendencia cherokee, es el primer nativo americano que representa a Estados Unidos en solitario en la Bienal de Venecia, la muestra de arte contemporáneo más antigua del mundo. Para contextualizar, la última vez que se incluyó a artistas nativos americanos fue en 1932.

Gibson, de 52 años, acepta el peso del honor, pero prefiere centrarse en cómo su participación puede forjar una mayor inclusión en el futuro. “La primera no es la historia más importante”, declaró esta semana. “La primera es, con suerte, el comienzo de muchas, muchas, muchas más historias por venir”.

Las obras de Gibson exploran la promesa incumplida de la equidad en Estados Unidos

El encargo, su primera gran exposición en Europa, llega en un momento crucial para Gibson. Su libro de 2023 An Indigenous Present (Un presente indígena) cuenta con más de 60 artistas indígenas, y tiene dos nuevos proyectos importantes, un encargo de una fachada para el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York y una exposición en el Museo de Arte Contemporáneo de Massachusetts.

La llamativa exposición de Gibson, titulada The space in which to place me (El espacio en el cual situarme), presenta textos en esculturas de abalorios y pinturas tomados de documentos fundacionales, música, sermones y proverbios de Estados Unidos para recordar al espectador las promesas incumplidas de equidad a lo largo de la historia del país. El vibrante uso del color proyecta optimismo. En ese sentido, el arte de Gibson es una llamada a la acción.

“Lo que me parece tan hermoso de la obra de Jeffrey es su capacidad para funcionar como un prisma, para tomar los traumas del pasado y las cuestiones sobre identidad y política y refractarlas de tal manera que cosas que las realidades que se han aplanado … pueden convertirse en estos hermosos caleidoscopios, que son alegres y celebratorios y críticos, todo al mismo tiempo”, dice Abigail Winograd, una de las comisarias de la exposición. “Cuando veo a la gente recorrer el pabellón y quedarse boquiabierta al pasar de una sala a otra, eso es exactamente lo que queríamos”, afirma Winograd.

Al entrar en el pabellón, los corpiños de pedrería de las esculturas con forma humana están adornados con fechas de leyes estadounidenses que prometían la igualdad. Un cuadro cita a George Washington escribiendo: “La libertad, cuando empieza a echar raíces, es una planta de rápido crecimiento”, en letras geométricas que se funden con un fondo estampado de colores.

Al identificar momentos concretos de la historia de Estados Unidos, Gibson afirma que quiere subrayar que “las personas que hoy luchan por la equidad y la justicia, no somos las primeras”. “Esta ha sido una línea en la historia de la cultura estadounidense. Pero espero que la gente piense por qué… algunas de estas cosas… han sido revocadas o no se han hecho realidad”, afirmó.

La artesanía ocupa un lugar central en el arte de Gibson, como desafío a la denigración de la artesanía en el pasado y como forma de enfrentarse a “las historias traumáticas de los nativos americanos”, afirmó. “Hay algo muy curativo en el ciclo de la fabricación”, explicó Gibson.

Las intrincadas esculturas de cuentas del pabellón tienen una deuda con los artesanos nativos americanos del pasado sin imitarlos, empleando técnicas de alta costura para crear algo completamente nuevo. Siguiendo el ejemplo de sus antepasados, Gibson utiliza abalorios procedentes de todo el mundo, incluidos abalorios antiguos de Japón y China, y abalorios de cristal de la isla veneciana de Murano. Las obras en papel incorporan abalorios vintage adquiridos en sitios web, ventas de patrimonio y de garaje en exposiciones de técnica mixta que rinden homenaje a las generaciones de artesanos nativos americanos que le precedieron.

El artista Jeffrey Gibson posa con el artista Mark Bradford en el pabellón de Estados Unidos

Los temas de Gibson encajan bien en el mensaje de inclusión de la exposición principal de la Bienal, titulada Stranieri Ovunque — Strangers Everywhere (Extraños en todas partes), que se presenta junto con unos 90 pabellones nacionales hasta el 24 de noviembre.

Su historia personal le ha situado firmemente en lo que él llama la “historia diaspórica de los pueblos indígenas”. El trabajo de su padre llevó a su familia al extranjero cuando él era niño, a Alemania y luego a Corea del Sur, y más tarde estudió en Chicago y Londres. Su pareja es la artista noruega Rune Olsen.

A través de todo esto, Gibson ha recogido tradiciones y prácticas que van más allá de su origen indígena. “Me he fijado en el op art, el estampado y la decoración. Me he fijado en la psicodelia, he participado en la cultura rave y en la cultura queer y drag y en todo el espectro”, afirma Gibson.

“Así que no estaría diciendo toda la verdad si sólo hablara de indigenismo. Pero mi cuerpo es un cuerpo indígena: todo se canaliza a través de este cuerpo”, afirmó. “Así que mi esperanza es que, al contar mi experiencia, todos los demás puedan proyectar en el mundo su propio tipo de experiencia entrecruzada y estratificada”.

Fuente: AP


Phoenix Mediosviernes 19 abril, 2024
UXHZEAWUSJDEZB5R5UQVPZZRIM-1280x720.png

El peso de un corazón es proporcional: 0,45% de lo que pesa un hombre y 0,40% de lo que pesa una mujer. En un adulto común, corriente, normativo, se aproxima a 300 gramos. ¿Y el corazón de un poeta? A Lord Byron le interesaba, sobre todo, la regularidad de su galope, la intensidad del pulso, su musicalidad. “¡Calma, corazón, ten calma! / ¿A qué lates, si no abates / ya ni alegras a otra alma? / ¿A qué lates?”, escribió. La pregunta es a qué velocidad cabalga el corazón de un poeta, de un aristócrata, que creció sin padre y un rengueo permanente, que debutó sexualmente a los nueve, que tuvo una verdadera infinidad de amantes, mujeres, varones, un galante radical, extravagante, que vio nacer hijos, que perdió alguno, que escondió otro, que enterró amigos, que aceleraba cada vez que estaba a punto de caer.

La idea de que George Gordon Byron, sexto barón de Byron y punto titilante en un árbol genealógico lleno de celebridad, escribía envuelto en una inspiración confortable, delicada, sagaz y perfecta es completamente falsa. Su estadía en el páramo de la escritura —desde su inicial Horas ociosas, pasando por las exitosas Peregrinaciones de Childe Harold, o Manfredo, Caín y Cielo y tierra, hasta su última obra, aunque incompleta por su muerte, Don Juan— se producía en “una especie de ataque”. “Si no escribo entonces para vaciar mi mente, me vuelvo loco. Para mí es una tortura de la que debo librarme, pero nunca un placer. Al contrario, pienso que escribir es muy doloroso”, le confesó en una carta a un amigo. Escribía, sobre todo, para calibrar la rauda cabalgata de su corazón.

En Génova, Italia, hacia 1823, admirando el crepúsculo sobre el mar de Liguria, había encontrado algo parecido a la felicidad. Al menos eso creía. Tenía 35 años, una amante de 22 que, como él, pertenecía a la aristocracia —la condesa Teresa Guiccioli, que había dejado a su marido para mudarse con él— y una imaginación literaria que estaba acariciando la cumbre. Como un Batman de la época georgiana, llegó la señal, el pasaje a la acción, la hora de la espada. Seguía con atención lo que ocurría ahí cerca, en Grecia, la lucha por la independencia. Una carta, algunos comentarios de amigos y la decisión de ir a la guerra. Más por aventura que por convicción, Lord Byron consiguió un barco que tenía, casualmente, su misma edad: se llamaba Hércules. Zarpó en julio, pleno verano; quería la gloria.

Uno puede imaginar, desde acá, dos siglos en el futuro, el bamboleo de la sangre. “No fue el poeta objetivo capaz de darnos el poema cíclico de nuestra edad, sino el poeta subjetivo que nos ha dado pedazos de su corazón palpitantes y sangrientos”, escribió Emilio Castelar —historiador y escritor español, presidente de la Primera República— en 1873 en un libro titulado Vida de Lord Byron. No es casualidad que en esa biografía de 125 páginas nombre la palabra corazón 112 veces. Dice, además, que “la vida de Byron termina por el corazón”, “que lo llevaba en la cabeza, y que allí era el péndulo, y la aguja, y la máquina que movía, que señalaba, que sonaba todas las ideas”. También: “Ha exprimido su corazón como una esponja sobre nuestra frente, y nos ha bautizado a todos con su sangre”.

Desde el siglo XV que Grecia estaba bajo el dominio del Imperio Otomano. La hegemonía era constante, y las insurrecciones, rápidamente reprimidas. Pero hacia el siglo XIX los vientos de la historia cambiaron. Un fervor revolucionario recorría Europa, lo que hizo que en 1814 se creara una sociedad secreta llamada Filikí Etería que tenía por objetivo liberar definitivamente a Grecia. El proceso fue lento, sinuoso, titubeante, hasta que en septiembre de 1821 estalló la guerra. A los griegos los lideraba un caudillo serio, osco, bigotudo y analfabeto llamado Theódoros Kolokotrónis. Conmovido por las historias que le habían contado, Lord Byron navegó hasta la isla de Cefalonia, primero, y a Missolonghi, después. El 5 de enero de 1824 pisó la costa definitiva y se unió a la milicia de Alexandros Mavrokordatos.

La Grecia insurrecta no era tan prístina como esperaba. Mientras estuvo ahí, un grupo de souliotes lo hostigó diariamente. Le pedían dinero, alegaban una deuda con el gobierno. “Pueden irse al diablo”, escribió en su diario. Además, su compañero, su cuñado, Pietro Gamba, un hombre que era “cualquier cosa menos afortunado”, hacía que “las cosas salieran mal”. Así lo supo: detrás de toda guerra hay plata e incompetencia. Pero insistió: vendió una estancia que tenía en Inglaterra y recaudó una buena suma para la causa. Se le sumó mucha gente; formó la Brigada Byron. Las diferentes facciones de la resistencia griega se le acercaron. Intentó unirlas, generar una sola; más no pudo. En una vieja carta de 1814 Byron escribió: “De nuevo mi corazón empieza a devorarse a sí mismo”. Volvía a pasar.

“Byron en su lecho de muerte” (1826) de Joseph-Denis Odevaere

Cuando llegó la hora de la verdad, planeó un ataque a la fortaleza de Lepanto desde la desembocadura del golfo de Corinto. Lo hizo junto a Mavrokordatos, que era un occidentalista como él, un políglota, un intelectual, pero un rebelde al fin. No tenía experiencia militar, no había formado parte de un ejército de esa magnitud, pero en sus venas corría la revolución. Justo antes de iniciar la expedición, de que la tropa zarpara a la batalla: malestar, dolores, descompensación, enfermedad. El 15 de febrero de 1824 el poeta revolucionario yace débil en una camilla. Apenas se recupera, vuelve a decaer. Los doctores le practican la sangría: un tratamiento de extracción de sangre, común en ese entonces. Pero su salud empeora, todo lo debilita. El 10 de abril sufre un ataque epiléptico.

Los médicos insisten con la sangría; él se opone. “¡Asesinos! ¡Basta! ¿Qué hacen?” La fiebre sube, el malestar se agudiza, la voz se entrecorta. “¡Asesinos!” En total, le extraen dos litros de sangre, delira, la batalla por la libertad se produce sólo en sus sueños. Entonces, el final: Lord Byron muere en Missolonghi el 19 de abril de 1824, envuelto en sábanas, transpirado y afiebrado, escribiendo en su mente versos indecibles, rabiosos, que ansían la revolución que él no logra, pero sí los griegos, un prudente tiempo después, en 1829, con la Primera República Helénica. Su cuerpo embalsamado fue enviado a Inglaterra, pero no todo, no completo: según varias fuentes, extirparon un fragmento, una parte —aproximadamente, 300 gramos— para que quede en Grecia: su corazón.(I).


Phoenix Mediosviernes 19 abril, 2024
4NJ672H7LJCJDNDZ5RZQU2E4DQ-1280x720.jpg

El estreno de la primera parte de la reconstrucción de la monumental película Napoleon, de Abel Gance, abrirá la sección Cannes Classics del próximo Festival de Cannes, tras un trabajo “colosal” que se ha extendido durante 16 años, anunció este viernes la organización.

Filme de siete horas, estrenado en 1927, está dividido en dos partes, denominadas “épocas” por su autor, y narra el periplo de Napoleón Bonaparte entre 1781 y 1796, cuando comenzó su primera campaña militar en Italia. La ‘Primera Época’ se preestrenará el próximo 14 de mayo, anunció el festival francés en un comunicado.

El conjunto es una obra gigantesca, cuyo título en las pantallas era Napoleon vu par Abel Gance, en la que el actor Albert Dieudonné encarnó con su mirada sombría y su gesto apasionado al emperador francés.

La película tenía muchas innovaciones técnicas para su época, como cámaras montadas en caballos o su famoso final en tríptico con tres pantallas sobre las que había proyección simultánea, así como miles de extras, recordó el festival.

Su estreno en el Palacio de la Ópera fue todo un acontecimiento nacional, al que asistieron el presidente de la República, Gaston Doumergue, y los mariscales Foch y Joffre, héroes de la Primera Guerra Mundial.

Sin embargo, con la llegada del cine sonoro, cuyo primer título se estrenó ese mismo 1927, la película cayó en el olvido y sus rollos se dispersaron, por lo que han sido rastreados por medio mundo para este “trabajo colosal y apasionado” de reconstrucción, explica el comunicado.

El final en tríptico con tres pantallas en proyección simultánea, una de las innovaciones del film de Gance

Varios rollos fueron encontrados en la Cinemateca Francesa (CNC), otros en la Cinemateca de Toulouse, pero también se halló material en la isla de Córcega y en lugares tan improbables como Dinamarca, Serbia, Italia, Luxemburgo o Nueva York.

El equipo ha revisado cerca de cien kilómetros de película y ha trabajado con las notas de montaje del propio Gance y las comunicaciones con su montadora. Esa documentación, encontrada en la Biblioteca Nacional de Francia, ha permitido recuperar el filme “en su versión original”, asegura el comunicado.

Tras su paso por Cannes Classic, la película será proyectada integralmente en un cine-concierto sinfónico en París, el 4 y el 5 de julio, con 250 músicos de la orquesta de Radio Francia tocando en directo. Después se llevará a la Cinemateca Francesa y a festivales de cine, antes de ser emitida por la televisión pública francesa y por Netflix, detalló el festival.

Fuente: EFE


Phoenix Mediosviernes 19 abril, 2024
CNX6RYK63FATTOCQS3QMXMLTFE.jpg

Dicen que la idea fue de Karina. Javier Milei volverá a la Feria del Libro -estuvo con enorme éxito en 2022 y 2023- pero ahora, como Presidente de la Nación, no se va a presentar en una sala cerrada, con sillas, mesita y un moderador sino en la Pista Central de La Rural. El lugar es imponente -es el escenario principal de la Rural, donde se hacen recitales y domas- y es mucho más grande que cualquier sala: allí 3.000 personas podrán escucharlo hablar sobre su nuevo libro, Capitalismo, socialismo y la trampa neoclásica. Nunca un Presidente en ejercicio había presentado un libro en la Feria, nunca nadie había presentado un libro en la Pista. Si la idea fue de Karina, lo pensó con mucha eficacia.

Un lugar grande, abierto, con gradas: ¿no le da miedo a Javier Milei exponerse así?

-No -le dijo el Presidente a Infobae por Whatsapp.

Javier Milei,en la Feria del Libro 2023, llegando para presentar su libro “El fin de la inflación”. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

La Pista, en rigor, no es parte de la Feria del Libro. Aunque cada vez que vayamos a ver autores y buscar alguna joyita pasemos a su lado, no está entre los espacios que la Feria alquila. La organización del acto -que será el domingo 12 a las 16.30- estará cargo directamente de Presidencia, en coordinación con La Rural y la Editorial Planeta. En el escenario estará también el diputado José Luis Espert.

¿De qué se trata el libro? De Economía, claro, y de Política. “La primera parte -cuenta Milei a Infobae Cultura-, son discursos políticos, así les endulzo los ojos a los lectores… En la parte 2 hay varios artículos, uno desde la perspectiva del pensamiento económico, otro del crecimiento…”

Son 375 páginas. El trabajo abre con unas “Palabras preliminares” , a las que sigue un capítulo titulado: “Un futuro mejor es posible”. Luego “La libertad: llave de la prosperidad”, el discurso de Milei ante la CPAC y el que dio para abrir las sesiones ordinarias del Congreso en 2024. Después sí, pensamiento económico, teoría del crecimiento, los temas que Milei suele tocar.

Palabras preliminares en el nuevo libro de Javier Milei.

A través de mensajes escritos, de audios y de una breve conversación telefónica, el Presidente habló de su libro y de su presencia en la Feria del Libro, que abre el público el próximo jueves 25.

-¿Cómo espera que lo reciba el mundo del libro? ¿Va a hablar de Economía?

-Voy a exponer sobre mi nuevo libro.

-¡Pero en qué escenario! Seguro se va a llenar de gente y le van a pedir algo más.

-Eso es presentar un libro. Recordá que aún en mis actos de campaña política yo vivía citando autores y además en nuestros actos había stands tipo recitales pero donde se vendían libros, entre otras cosas. Obviamente que otro tipo de merchandising como remeras y otro tipo de objetos también, pero también se vendían muchos libros, había por lo menos dos o tres locales de libros.

-¿Cuándo tuvo tiempo de escribir?

-Es un tema del que me percaté hace diez años y con el tiempo lo fui madurando hasta que hace unos años le encontré la vuelta… Y desde el artículo original empecé a descubrir un montón de problemas con implicancias políticas. Por eso hay artículos académicos y de aplicación. Muchos de ellos son parte de mis discursos, por ejemplo está la base teórica de lo que dije en Davos [N.deR.: cuando marcó que el Estado “no es la solución sino el problema mismo”], complementado con el de CPAC [La Conferencia de la Acción Política Conservadora, donde argumentó que “la economía neoclásico y su visión de los fallos de mercado son funcionales a la base del socialismo”].

-¿Y lo pudo terminar ya como Presidente?

-Lo terminé en los viajes de avión largos…

Justamente, las palabras preliminares que abren el libro están fechadas en Olivos -lugar de residencia de los presidentes argentinos- en abril de 2024. Tiempos en que Milei está activo como gobernante.

Javier Milei en el avión rumbo al Foro de Davos.

Allí habla de cuando conoció un trabajo del economista Murray Newton Rothbard, al que suele citar. Dice que Monopolio y competencia, de Rothtbard, “es parte de uno de los libros que, junto a La accion humana, de Mises, más me han marcado en la vida: El hombre, la economía y el Estado”.

Esa lectura, explica, lo hizo pensar que “todo lo que había estudiado y enseñado por más de veinte años sobre estructuras de mercado estaba mal”. Y por eso terminó, dice, “abrazando las ideas de la Escuela Austríaca de Economía, que revolucionó mi pensamiento”.

La escuela neoclásica a la que va a criticar, cuidado, no está cerca de lo que solemos entender por socialismo sino que habla de la eficiencia de los mercados y de la importancia de la oferta y la demanda.

“Me atormentaba la contradicción entre la evidencia empírica del crecimiento económico y la brutal caída de la pobreza en el mundo durante los últimos 250 años y lo que señalaba la teoría económica como algo malo para el bienestar de la población: la existencia de rendimientos crecientes que implican estructuras de mercado concentradas (en el límite los monopolios) y son consideradas como ineficientes y perjudiciales para la población, mientras que en la realidad traen aparejadas enormes ganancias en la calidad de vida de los humanos”, escribe Milei.

Sin embargo, a algunos les puede llamar la atención que el título del libro –Capitalismo, socialismo y la trampa neoclásica- recuerda a Capitalismo, socialismo y democracia,una obra del economista y politólogo austro-estadounidense Joseph A. Schumpeter, donde Schumpeter analiza la evolución y funcionamiento del capitalismo, así como su relación con el sistema democrático y su potencial transición hacia el socialismo. La tesis principal del libro es que el capitalismo fomenta el desarrollo económico a través del proceso de “destrucción creativa”, donde las innovaciones y los avances tecnológicos constantemente desplazan a las estructuras económicas y empresariales anteriores. Y que el capitalismo tiene tendencia a autodestruirse debido a sus éxitos, llevando a la sociedad hacia formas de organización más socialistas.

-Parece una especie de respuesta a Shumpeter… ¿Así lo pensó?

-No lo pensé así. La inspiración del título tiene que ver con dos autores austríacos y un problema técnico que describo en el libro. [Ludwig Von] Mises dice: hay dos sistemas, socialismo y capitalismo de libre empresa. La otra lógica es la de Friedrich Hayek en Camino de servidumbre y sería que cualquier cosa que pongas en el medio va hacia el socialismo. Lo de Davos es una aplicación política de esto. Fijate que el subtítulo del libro es “de la teoría económica a la acción política”.

-Entonces volvamos a su título…

-La idea del título: que hay dos sistemas y cualquier sistema en el medio va hacia el socialismo. Y que el armado de la economía neoclásica va hacia el socialismo.

Murray Newton Rothbard, el economista que admira Javier Milei.

-¿Cómo sería eso?

-Cuando estudiás el equilibrio lo primero que tenés que ver es si el equilibrio existe. La otra es si es ese equilibrio es único, tenés que ver si hay un precio de equilibrio o si hay un montón. También estudiás si es estable, si las fuerzas te llevan de vuelta a un equilibrio dado. Entonces acá tenés dos equilibrios, el socialista y el capitalista y digo que cualquier cosa que pongas en el medio va hacia el socialismo porque cuando intervenís, el resultado es peor que lo que tenías anteriormente, entonces eso genera más demanda de intervencion y por eso tenés que intervenir más y es peor todavía. Y así. Eso es la dinámica del libro de Hayek.

-Pero los neoclásicos no son socialistas…

-Los neoclásicos cuando la realidad no mapea con el modelo se enojan con la realidad y lo llaman “fallo de mercado”, te llaman a intervenir. La trampa neoclásica es mostrar esto que genera intervención y que termina conduciendo al socialismo.

-Sin embargo cualquier socialista le diría que no es tan fácil llegar…

-Para mí todo lo que sea intervención es una pincelada socialista. En Davos doy un listado de cosas que llamo “socialismo”, por eso [el economista español Jesús] Huerta de Soto y Alberto Benegas Lynch piden hablar de “estatismo”. Yo uso las dos palabras de manera similar porque soy anarcocapitalista, entonces todo lo que tenga estado es socialismo… ¡Tengo esa visión declarada y no siento vergüenza!

Javier Milei en la conferencia de Davos. (Foto NA:REUTERS/Denis Balibouse)

-Finalmente, usted habla de la relación entre teoría y acción política… ¿Cómo maneja como presidente los roces entre esos dos términos? Pensaba en la intervención sobre los precios de las prepagas.

-Entiendo que el mundo impone restricciones y en función de ello resuelvo.

Si bien esta solución que presento no es óptima -escribe Milei en su libro-, al menos ofrece una base de utilidad con la que se puede trabajar y que me resulta más satisfactoria que la presentada en libros de texto convencionales”.

En una feria que viene muy politizada, y por la que pasarán Sergio Massa -también presenta un libro-, Victoria Villarruel -visita al stand de la Biblioteca del Congreso-, Marcos Peña -con libro propio-, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, y el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, en una Feria tan pegada a la dura realidad argentina, es probable que la presentación de Javier Milei se termine pareciendo mucho a un acto de campaña. Mientras tanto, estas son algunas de las ideas que trae el libro.(I).


Phoenix Mediosviernes 19 abril, 2024
a03n1cul-1.jpg

La 60° Bienal de Arte de Venecia ya está preparada para abrir este sábado sus puertas al público en una edición en la que, junto a la ausencia de Israel y algunas protestas a favor de Palestina, destacan los artistas situados en los márgenes de la tradición y con la mirada puesta en el sur.

Desde el martes pasado, más de 4.200 periodistas han participado en los tres días de presentaciones previas de los distintos pabellones y espacios de este escaparate internacional, según han señalado fuentes de la organización, que espera superar en esta edición, que se prolonga hasta el 24 de noviembre, los 800.000 visitantes que acudieron en 2022.

Con la inauguración de varios pabellones, entre ellos el de España, este viernes ha finalizado este período de presentación a los medios de comunicación de la Bienal que, bajo el título de Stranieri Ovunque (Extranjeros en todas partes) cuenta con la participación de 330 artistas y 88 espacios pabellones nacionales.

Un soldado italiano de pie frente al pabellón nacional israelí cerrado en la Bienal de arte contemporáneo en Venecia

Todos divididos en dos secciones: el Núcleo Histórico –centrado en América Latina, África, Medio Oriente y Asia–, y el Núcleo Contemporáneo, que es la parte más grande de la exposición y que muestra el trabajo de cuatro tipos de artistas: los extranjeros, los queer, los outsider y los indígenas.

Un panorama artístico teñido como es habitual de política. En esta edición ha sido la guerra en Gaza la que ha provocado varios actos de protesta en las entradas de las dos sedes principales de la muestra: Arsenale y Giardini.

Así, este viernes un grupo denominado Sanitarios por Gaza pedía el alto el fuego con pancartas en Arsenale mientras que en la otra sede se colocaron banderines en los que se leía “No es una guerra, es un genocidio” y “Todos los pueblos del sur somos palestinos”.

En el pabellón de Israel, que permanece cerrado por decisión de su artista y comisarias y custodiado por guardias italianos, hay colgado un aviso: “La artista y los comisarios del pabellón inaugurarán la exposición cuando se alcance un acuerdo para el alto el fuego y la liberación de rehenes”.

La artista y las curadoras de Israel anunciaron que no abrirán el pabellón israelí hasta que haya un alto al fuego en Gaza

La situación en Palestina estuvo presente también en la inauguración del pabellón de España, acto en el que el comisario, Agustín Pérez Rubio, aseguró que la Bienal reivindica una Palestina libre.

También la artista que representa a España, la peruana Sandra Gamarra, destacó la importancia de entender en este momento y ante los embates de las crisis “que no solamente somos responsables de lo que hacemos, sino de lo que dejamos de hacer”.

Otra guerra también está presente en la Bienal, la de Ucrania, con un proyecto que muestra un espacio circular construido con telas de lino de los años 50 procedentes de mercadillos, en cuyo interior se pueden contemplar una película, un video y una instalación que sirven para contar historias de los dos últimos años.

La película, Civilian. Invasion se centra en los primeros días de la invasión rusa, con testimonios de supervivientes y el video, Comfort Work, en cómo los países de acogida ven a los refugiados ucranianos. Mientras que la instalación explica el desarrollo de clases online de arte en Kiev.

Sandra Gamarra en la Bienal de arte de Venecia

Son solo parte de los proyectos artísticos que se pueden ver en algunos de los pabellones inaugurados estos tres días en las dos sedes principales.

Mientras que en la isla de Giudecca se inauguró este viernes uno de los espacios que más expectación ha despertado en esta edición, el del Vaticano, instalado en la cárcel de mujeres, donde las internas se transforman en artistas y en guías.

Con mi Ojos, comisariado por Chiara Parisi y Bruno Racine, está dedicado a los derechos humanos y su título proviene de un verso que hace referencia a un versículo de la Biblia: “Mis ojos te han visto”.

Fuente: EFE


Phoenix Mediosjueves 18 abril, 2024
mexico_indigenas_inside.jpg

Por seguir patrones de conducta equivocados, la humanidad está desorientada y camina hacia la experiencia de desastres ecológicos, los cuales, además, han sido generados por sus propias acciones.

Se interrumpió el ciclo de la vida al extraer el carbón de millones de años que estaba enterrado, con el fin de producir electricidad y, de paso, se generó contaminación; así como también, al romper la estructura del átomo con la intención de producir energía, se utilizó para aniquilar a seres humanos en las guerras mundiales. La combustión de recursos fósiles como el gas, petróleo y carbón son la principal causa del calentamiento climático a nivel planetario, y México no es la excepción, porque estos recursos representan la fuente principal de su electricidad. En México, también se sobreexplotan los acuíferos, a pesar de que el agua del subsuelo representa una gran reserva para el futuro, es decir, se extrae el vital líquido del manto freárico de manera desproporcionada porque el promedio de consumo por habitante es muy alto, además de su mala y desigual distribución.

La sobreexplotación de los recursos naturales ha puesto en jaque al planeta

De hecho, los suelos sanos representan el mayor almacén de carbono en la Tierra. Adicionalmente, los suelos albergan comunidades subterráneas de organismos vivos, los cuales proporcionan múltiples servicios ecosistémicos que benefician a todos, sin mencionar que, evidentemente, los suelos fértiles proporcionan la alimentación de gran parte de la raza humana. Pueden ayudar, también, a regular la calidad del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la fijación de carbono, limpiando el aire para que podamos respirar. En suma, la biodiversidad y las funciones que nos proporciona tanto el agua como la tierra se ven amenazadas debido a las prácticas contaminantes y destructoras por parte de las sociedades contemporáneas.

Cosmovisión indígena: agua y tierra

Sin embargo, existen sociedades que han vivido a lo largo de su historia y lo siguen haciendo hasta el día de hoy comportándose en armonía con la naturaleza y los seres que la habitan. Tal es el caso de las comunidades indígenas mexicanas, mismas que tienen mucho que decir, porque son ellas quienes conservan los conocimientos necesarios para aprender a cohabitar con los elementos del medio ambiente basados en una filosofía y una cosmovisión de respeto y equilibrio con el entorno natural.

Las cosmovisiones de los diferentes pueblos indígenas en México están llenas de mitos y ritos asociados a la naturaleza. Desde hace siglos, en sus relatos y ceremonias se reflejan los saberes ancestrales que van acompañados de forma sincrética con los símbolos y la liturgia de la religión católica. Dentro de sus modos de vida comunitarios se encuentra la estrecha relación que existe entre las sociedades y los elementos de la naturaleza. Así, por ejemplo, el agua y la tierra se complementan de forma simbiótica para fungir como sostenedores del Cosmos y mantenerlo vivo y dinámico; y a partir de este binomio nace el resto de las formas que adquiere el paisaje, como son los cerros y los volcanes, los mares y las nubes, los árboles y las plantas.

Todas las acciones y creencias de los grupos autóctonos de México y, sobre todo, del medio rural, responden a las condiciones climáticas, a la fuerza del agua y al poder fecundador de la tierra que deja sus marcas en el paisaje. Sus señales y recorridos conforman geografías sagradas porque pertenecen a otra dimensión existencial, al mundo donde gobiernan seres o fuerzas de otros ámbitos, los mismos que tienen la facultad de irrumpir en nuestras vidas permanentemente, ya sea para beneficiarnos o bien, para dañarnos, dependiendo del cuidado recíproco que los seres humanos les brindemos. En sus narraciones se accede a la diversidad de la identidad indígena de México y a las historias primordiales que revelan las leyes de su organización social, las cuales buscan formas de preservar la vida y transmitir su cultura.

La veneración, el respeto y el temor son algunas respuestas y sentimientos que produce la manifestación de las lluvias o el viento, por ejemplo, entre los pueblos tradicionales que aún escuchan y atienden a su ecosistema.

Los pueblos indígenas tienen la respuesta frente a la crisis climática

El maíz y los territorios indígenas

El maíz es el resultado precisamente de esta interacción entre el mundo social y el mundo natural, es el gran ejemplo de una planta que responde frente a los cuidados intencionados del ser humano: ella sola no podría adaptarse, diversificarse, en fin, evolucionar. Su explotación, cultivo y propagación dependieron de la acción humana y de la observación de sus ciclos a lo largo de miles de años. En el México antiguo se le domesticó; esto quiere decir que en torno a él se estableció todo un sistema de subsistencia humana que se denomina: sedentarismo agrícola. Tenemos así que la agricultura es el fenómeno y la actividad fundacional de los grupos indoamericanos, mientras que es el maíz, el elemento central del bagaje ancestral mesoamericano. En términos económicos esto significa que, ligado a los grupos humanos, indefectiblemente se encuentra la tierra, precisamente la plataforma esencial que brinda la fertilidad milagrosa a su principal producto: el maíz, elemento en torno al cual se mueve todo el orden social de los pueblos indígenas para integrarse y vivir en retroalimentación permanente con los fenómenos naturales.

Ahora bien, al hablar de prácticas agrícolas, debemos referir asimismo a aquello que se denomina ecosistema, como un complejo adaptativo o unidad donde se da una correlación entre los seres humanos y el medio ambiente con el fin de recibir los frutos esperados. Todavía hoy, la riqueza biológica de los territorios indígenas en México se explica como resultado de los ecosistemas exitosos, en donde se desarrolla el tratamiento dado a la planta del maíz y las estrategias humanas creadas para su producción y diversificación.

Desde sus orígenes, el culto y la devoción al maíz, junto con las nociones relacionadas a la tierra de su cultivo, son el resultado de un conocimiento del ciclo agrícola y de los procesos naturales que intervienen en él. Todos aquellos saberes se fueron transmitiendo a través de infinidad de lenguajes y vías culturales cuya interpretación fue acomodándose dentro de esta estructura que llámanos cosmovisión y que, a su vez, forma parte de una tradición muy antigua mesoamericana. Todavía hoy, en todas las formas y tiempos, el maíz ocupa un lugar central del bagaje ancestral, tanto en las fiestas y ceremonias organizadas en torno al ciclo agrícola, como en la propia cocina mexicana, sin exclusividad de sitio alguno o región precisa.

¿Pero qué nos dicen estás prácticas agrícolas y campesinas de México para considerarlas ejemplo y modelo para detener la crisis climática? Sucede que en los territorios indígenas se producen cantidades moderadas, pero de amplia gama de cultivos y especies en adaptaciones regionales. Son estrategias de domesticación, manejo e innovación en torno a plantas cultivables, de modo que, indirectamente, la diversidad ecológica queda protegida en sus ciclos y recursos.

La conservación y la mejora de sus territorios permite la variabilidad en los recursos, se trata, pues, de ecosistemas donde un tipo de cultivo protege a otro. La explicación se encuentra en su composición a escala local, esta es: en un mismo ecosistema se siembra una mezcla de cereales o se unen especies; luego, esto se replica en distintos sembradíos.

La agricultura tradicional de “milpa”, donde se combina en una misma parcela el cultivo de maíz, calabaza y frijol, es la gran invención y ejemplo que brindan las sociedades campesinas mexicanas quienes controlan todos los elementos que son necesarios para el funcionamiento y reproducción de sus culturas: tierra, semillas, tecnología, organización del trabajo, conocimiento y prácticas simbólicas.

En esta línea, definir los territorios ocupados por población indígena es pensar en el uso y cuidado que le brindan, la convivencia respetuosa y la adaptación dentro de los entornos naturales nos debe llevar, ya no referirnos en términos de “zonas de refugio”, “demarcaciones políticas de pueblos indígenas” o “zonas marginadas“. Por el contrario: los estudios actuales a nivel nacional comprueban la correlación plena entre la etnolingüística y la diversidad genética de especies y sus variedades. Dicho de otro modo, se trata de una correspondencia absoluta entre los pueblos indígenas y la máxima conservación de los espacios naturales y en específico, las cuencas hidrológicas del país junto con sus recursos de agua, tierra y vegetación, así como los mayores servicios ambientales a los distintos ecosistemas mexicanos.

Esto nos habla de que las comunidades de tradición indígena en México, que habitan y coexisten con la tierra y el agua, no explotan ni extraen sus recursos, sino que intervienen y modifican los espacios para la sobrevivencia en primer lugar y, luego, para establecer un diálogo, una relación de cuidado y respeto con el hábitat y sus fuentes naturales.

Los pueblos tradicionales ven la riqueza en el fruto que da la tierra y no en el dinero.

Las comunidades y su entorno

Cualquier comunidad humana siempre tiene como propósito la integración social a partir de acciones cotidianas donde se conciben ellos mismos con referencia a un lugar significativo y donde se ha dado forma colectiva al entorno. Esta relación que establece el grupo social con el medio natural que los rodea, en distintos niveles, produce cierto tipo de ecosistema; y así, una vez que cierto sitio ha sido intervenido y modificado, se vuelve una metáfora de cómo nos instalamos en el mundo porque surge del valor que damos al lugar. Así, cuando un espacio se cuida, se respeta y en él se socializa, este se vuelve un paisaje, un sistema de direcciones y producciones, un hogar. Además, al interactuar regularmente y desarrollar una identidad conjunta, entonces se construye la memoria colectiva y esta se desarrolla a partir de un pasado compartido, o bien, trasmitido. Precisamente, en las sociedades tradicionales se construye un valor histórico en común con base en una experiencia acumulada, lo que conlleva siempre procesos de adaptación e innovación permanentes. Desde una perspectiva antropológica, la memoria cultural nace y se produce en algún centro de origen, y en el caso de nuestro país se trata de sus espacios agrícolas y dentro de entornos de alta biodiversidad, en donde se producen los hábitats para, las comunidades indígenas tales como espacios domesticados.

Estos centros de origen de algún cereal básico para la humanidad son localizables a nivel planetario y uno de ellos es México. Se ha demostrado adicionalmente que el territorio nacional sigue siendo uno de los 12 países con mayor diversidad biológica y cultural del mundo, y esto quiere decir que la riqueza de sus distintos suelos, su topografía y la variedad en sus climas ha dado como resultado una multiplicidad de paisajes como resultado de la alta capacidad de intercambio y estrategias de producción que se practican todavía hoy entre los grupos originarios a nivel regional y local.

La explicación reside en que el uso tradicional del territorio se corresponde con la apropiación y producción a pequeña escala, y es justamente en estas sociedades indígenas donde la biodiversidad se mantiene y se genera. Esto es, entre los pueblos indígenas confluye la mayor variedad lingüística, cultural y biológica, por tanto, la sabiduría acumulada en su memoria colectiva, hoy es conocimiento ecológico, donde sus territorios ya representan ecosistemas que brindan múltiples usos más allá de la propia subsistencia; permiten, por ejemplo, la estabilidad, el equilibrio, la resistencia, la heterogeneidad y restauración de los sistemas productivos. En efecto, la mega biodiversidad de México es culturalmente creada y dicho patrimonio se encuentra en manos de los pueblos que poseen una combinación de conocimientos ancestrales, prácticas productivas, creencias y, sobre todo, una relación e interpretación con la naturaleza que les permite manejar y proteger los paisajes con mayor eficiencia para la conservación desde sus comunidades, ejidos y pequeñas propiedades.

El maíz es mucho más que un alimento, es herencia de la tierra y de los ancestros.

Ecosistemas de México: un bien común

El paisaje mexicano así resulta entonces en un bien común, no solo porque en él se establecen forzosamente interacciones y apropiaciones sociales y políticas. Además, como respuesta afectiva, esto es, a partir de la relación que se teje entre la comunidad y la tierra, surgen usos, costumbres y derechos colectivos, los mismos que concretizaron un modo de trabajo determinado y un estilo de vida para las distintas comunidades.

En México existen deficiencias que aún no se abordan correctamente en materia de políticas públicas. Primeramente, hace falta reconocer la necesidad de respetar y otorgar dignidad a los custodios y guardianes del territorio y los paisajes, del medio ambiente y del patrimonio cultural. No se trata únicamente de darle al territorio mexicano un tratamiento legislativo como de algo “explotado y explotable”, de áreas naturales por proteger. En este sentido, la reflexión va encaminada más bien a definir y conceptualizar el espacio nacional de forma más amplia y compleja, desde diferentes perspectivas, cosmovisiones, miradas, percepciones, interpretaciones y valores sociales y culturales.

Reflexión final

Si hemos referido un tipo de espacios ligados al maíz, es porque se ha de vincular su aspecto aglutinador, y este no es otro que la colectividad rural vinculada a sus actividades económicas y sociales. Asimismo, es solo a partir de los procesos históricos que se comprende el largo desarrollo que, a partir de la agricultura, conformó sociedades tan complejas como fue la civilización mesoamericana. Y aunque los pueblos originarios a lo largo de los siglos se fueron adaptando a la modernidad y las formas capitalistas e industriales, sus antiguos conceptos sobre el medio ambiente y el entorno se reinterpretan de forma constante y permanente para ser exitosamente reformulados y continuar estableciendo una relación de reciprocidad con sus elementos.

Gran parte de la herencia transmitida que se expresa en las narraciones, en la vida ceremonial y en los cultos de la tierra, son aún susceptibles de reproducirse culturalmente, en gran medida, por las condiciones geográficas y climáticas que perduran a lo largo del tiempo. También, y gracias a las sociedades campesinas que han mantenido sus cultivos en parcelas, se ha podido conservar algunos de los elementos de una cosmovisión heredada y reformulada por aquella civilización agrícola surgida milenios atrás. De manera que, como parte de las continuidades culturales que aún mantienen su vigencia, los pueblos indígenas pueden brindar actualmente la explicación de sus ordenamientos territoriales donde se recoge la sabiduría de la tierra, permitiendo el equilibrio y la vida. Esto ocurre así, porque aun las prácticas sociales y creencias indígenas fortalecen y fomentan la integración y la devoción frente al entorno natural.

Tenemos, pues, que la sociedad y la cultura son inseparables del maíz: este último es la base de la alimentación, de la vida rural y la economía indígena. El maíz fue y sigue siendo organizador del tiempo y del espacio, centro y guía de un conocimiento acumulado por milenios. En fin, hasta hoy, la planta mesoamericana sigue siendo fundamento de la cultura popular mexicana. Asimismo, parte de la dificultad para la cabal comprensión de estas cosmovisiones de tradición ancestral tienen que ver con la “sociedad de los individuos” en donde se han perdido las capacidades de integrar de forma empática al otro, de construir visiones compartidas del mundo, y de ahí se deriva la falta de reconocimiento legislativo y patrimonial. También, es el “fin de los rituales” una de las causas del desplome de estas sociedades tradicionales. Esto es, el rito es precisamente aquello que cohesiona y reproduce significados por medio de acciones simbólicas que se repiten periódicamente a través del tiempo; sin él y su reconocimiento, se abandona el sentido y la estabilidad que permiten habitar el terruño y celebrar la vida. En el caso de las comunidades indígenas de México, el mundo indígena prehispánico y el mundo indígena actual no tienen como base de su relación económica al dinero, sino que su economía descansa en el maíz, la verdadera riqueza.

El maíz, en cualquiera de sus variedades, constituye el elemento central de las antiguas culturas mesoamericanas, bagaje que ha perdurado hasta nuestros días en los pueblos originarios.

En efecto, sobreviven cosmovisiones junto con sus diversas expresiones y recursos culturales que se relacionan con el mundo natural en dinámicas distintas a las del capitalismo.

Las abstracciones del dinero, la mercancía y el individualismo de la modernidad se han descontextualizado del trabajo, la persona y la producción, así como se han separado también del entorno natural y de la memoria histórica.

Si el maíz se desliga de su contexto histórico y cultural, para ser manejado exclusivamente en términos de mercancía y en función de intereses que no son los de los sectores populares, se pierden las raíces y la identidad de estos pueblos. Pero no se trata únicamente de la planta, sino de todo el ciclo hidrológico que interviene en un año para sembrarlo y cosecharlo: ahí está el sol, las nubes, las lluvias y la tierra. Los pueblos indígenas conocen este proceso y respetan los tiempos lentos y su presencia en esta tierra; saben que, al afectar a un solo elemento de la creación natural, se afecta el todo, pues somos uno y lo mismo. Este planeta es un cuerpo vivo, tal como lo conciben y veneran estos sectores de la población mexicana. (M).


Phoenix Mediosmiércoles 17 abril, 2024
f1280x720-105516_237191_5050.png.jpeg

Este sábado 18 de mayo, el Teatro Devoto se convertirá en escenario de un evento musical de la mano del afamado Danny Nachajon. La presentación de Edelweiss Orchestra, bajo su dirección, promete una velada inmersiva bajo el concepto “El placer de la música”, ofreciendo un repertorio que atraviesa fronteras y épocas para deleitar a los asistentes con melodías que marcaron a generaciones y distintas culturas. La cita con la música será a las 20:30 horas en Av. Lincoln 3815, CABA, invitando al público a disfrutar de un espectáculo que promete ser inolvidable.

Este espectáculo único, según lo descrito por Nachajon, se caracteriza por la participación de cuarenta músicos internacionales que interpretarán piezas que van desde los encantadores valses de Johann Strauss hasta las intensas composiciones de Astor Piazzolla, en un claro homenaje a la diversidad y riqueza de la música a nivel global. Danny Nachajon, con una trayectoria que roza las cinco décadas, busca a través de este proyecto, reflejar su pasión por la música y su deseo de conectar con el público a través de un abanico musical que evoca sentimientos y recuerdos en todos y cada uno de los presentes.

Edelweiss Orchestra apunta a ser un punto de encuentro para los amantes de la música de todo tipo, ofreciendo una experiencia sonora que trasciende lo tradicional gracias a la variedad de su repertorio y la calidad de sus interpretaciones. Este evento se posiciona como una oportunidad única para experimentar la magia de la música en vivo, en un ambiente que promueve la apreciación cultural a través de la exploración de las obras más emblemáticas que han definido distintos géneros y épocas a lo largo de la historia.

Edelweiss Orchestra, dirigido por Dannay Nachajon, cruza fronteras musicales en CABA

El músico y director de orquesta uruguayo, Danny Nachajon ha creado un nuevo espectáculo denominado “Edelweiss Orchestra”. Inspirado en la rica herencia musical de Viena y los encantos naturales de Suiza y Austria, este repertorio promete una experiencia inolvidable para amantes de la música de todas las edades. Con una carrera que abarca más de cinco décadas, Nachajon se ha destacado tanto en actuaciones para el Ministerio de Cultura como en eventos privados, siendo un referente insustituible en el panorama musical.

“Sentí en mi interior que quería construir en su nombre la música más bella”, expresó Nachajon, haciendo referencia a cómo la influencia vienesa de su esposa y la emblemática flor de Edelweiss le inspiraron a concebir este proyecto. Además, enfatizó la complejidad de armar un repertorio que resonara con un público diverso en términos de edad y preferencias musicales, un desafío que enfrentó con astucia y dedicación. Con una trayectoria que comenzó en Montevideo, Uruguay, y se ha extendido a escenarios internacionales, Nachajon ha demostrado ser un maestro en capturar la esencia de la música, sobresaliendo en el dominio del acordeón a piano electrónica desde muy joven.

Cuarenta músicos internacionales participan en el evento dirigido por Danny Nachajon

La creación de “Edelweiss Orchestra” en 2021, marca un hito en su carrera, situándose como una de sus iniciativas más personales y ambiciosas hasta la fecha. Este proyecto simboliza no solo su amor por la tradición musical europea, sino también su deseo de acercar esa herencia a públicos globales. “Armar repertorio, no es fácil, en especial, cuando se pretende llegar a personas de diferentes edades, diferentes preferencias musicales”, comentó el artista, subrayando los retos que enfrentó al desarrollar un espectáculo que aspira a conectar profundamente con su audiencia.

La infancia de Nachajon en Montevideo, donde el acordeón fue una constante en celebraciones y eventos, preparó el terreno para una vida dedicada a la música. A lo largo de los años, su pasión y habilidad para el piano y el acordeón lo establecieron como una figura prominente en la escena musical. Después de un breve receso, regresó como solista en 2014, demostrando que el retiro nunca fue una opción. Su incorporación a “Los Bochincheros” en 1982, un espectáculo dedicado al público infantil, evidenció su versatilidad y compromiso con llevar la música a todas las generaciones.

Con “Edelweiss Orchestra”, Danny Nachajon no solo rinde homenaje a su esposa y sus raíces musicales europeas, sino que también ofrece a su audiencia una experiencia que trasciende culturas y épocas. “Armar repertorio, no es fácil, en especial, cuando se pretende llegar a personas de diferentes edades”, reiteró el músico, destacando su meticulosa selección de piezas que conforman este nuevo proyecto. Su dedicación es un testimonio de su amor por la música y su deseo de compartirlo con el mundo.

La carrera de Nachajon es un viaje de perseverancia, innovación y amor por la música. Desde sus inicios en Montevideo hasta su consolidación como un artista de renombre internacional, su viaje musical refleja una dedicación inquebrantable a su arte. “Edelweiss Orchestra” es el último capítulo de este viaje, pero ciertamente no el final. Con este nuevo espectáculo, Nachajon continúa forjando su legado, prometiendo seguir enriqueciendo el mundo de la música con su talento único y su visión artística.

Danny Nachajon dio sus primeros pasos en el mundo de la música en Montevideo, Uruguay, en 1969, donde brilló como intérprete solista de acordeón y piano. A medida que su trayectoria se consolidaba, fundó “The Biggest Band”, ofreciendo conciertos auspiciados por el Ministerio de Cultura y participando en eventos privados. Su excepcional habilidad lo llevó más allá de las fronteras, desempeñándose en escenarios internacionales hasta que, en 1982, incursionó en el ámbito infantil con el exitoso espectáculo “Los Bochincheros”. En 2014, retornó como solista a los escenarios, y en 2021, surgió la propuesta de formar la “Edelweiss Orchestra”.

Cinco décadas de carrera musical culminan en la dirección de Edelweiss Orchestra por Danny Nachajon

El bandoneón ha sido un componente esencial en la vida de Danny Nachajon. Desde su niñez en un barrio montevideano, este instrumento lo acompañó en cada celebración y acontecimiento. Su pasión por la música lo impulsó a explorar nuevas fronteras, y en 1968, adquirió su primer acordeón electrónico Hohner, marcando un hito significativo en su carrera.(I).



About us

Welcome to the official Phoenix Medios page, featuring the latest global news, as well as exclusive interviews. A trusted source for news and information. Phoenix Medios is proud of bringing unforgettable news from all over the world.



Who we are

Phoenix Medios THE NEWSPAPER
We are independent, impartial and honest.
We respect each other and celebrate our diversity so that everyone can give their best.

Living Smart



Contact us

Help us make your comments count. Use our contacto@phoenixmedios.press to send us your comments, suggestions, denunciations, images and videos.


Contact us
Scroll Up